Consejos para viajar en familia con hijos/as pequeños

publicado en: Sin categoría | 0

Ya es verano y quizás te estés planteando un viaje en familia. Para nosotros, viajar con nuestros dos hij@s es una experiencia muy enriquecedora, aunque también es un reto para nuestra paciencia. A lo largo de estos cinco años, hemos tenido que ir adaptándonos a los cambios para seguir disfrutando de nuestros viajes. Los siguientes consejos son fruto de nuestra experiencia, así que esperamos que os sean de utilidad.

A LA HORA DE PLANIFICAR EL VIAJE:

  • Contadles costumbres del país al que viajaréis.
  • Mostradles alguna foto.
  • Situad el país en un globo terráqueo o en Google Earth, para que vean a donde van.
  • Si hay cambio horario, explicárselo, aunque es un concepto difícil para ellos.
  • Si hablan en otro idioma, enseñadles alguna palabra.
  • Haced el equipaje con ellos. Sueles tardas más, pero es un aprendizaje para cuando sean mayores. 

SI VIAJÁIS EN AVIÓN: 

  • Intentad viajar de noche (obvio), sobre todo si son viajes largos. Si no es posible, intentad coger un vuelo en el que la hora de llegada os beneficie. Nosotros este verano viajamos durante el día y llegamos a La Habana a las 20.00h (hora local), una hora perfecta para cenar, ir a dormir y empezar a adaptarnos al cambio horario.
  • Si viajáis con un bebé, reservad los asientos con cuna porque tendréis más espacio. Se debería tener ésta prioridad pero no siempre es así.
  • Llevad un “Kit de supervivencia” para los niñ@s. Algo de comida que les guste, ropa para cambiarles y algo de entretenimiento.

SED CONSCIENTES DE LAS NECESIDADES DE LOS PEQUES DE LA FAMILIA:

Los niñ@s, según la etapa evolutiva en la que se encuentren, tienen unas necesidades muy concretas. Además necesitan jugar y descansar (para los nuestros también es muy importante tener una rutina). Lo mejor a la hora de elegir destino y organizar el viaje, es tener en cuenta sus necesidades. Nosotros, a pesar de saber esto, hemos cometido bastantes errores. Os dejo unos ejemplos:

  • Viaje a Costa Rica. Ella 2 años y yo embarazada de 4 meses:

Estuvimos dos días en el Parque Nacional de Corcovado y no deberíamos haber dormido allí. A ella y a mi nos picaron muchos mosquitos y el calor era sofocante. Sin duda, la mejor opción hubiese sido  excursión de un día. Aquí os dejo el post donde cuento nuestra experiencia:

http://mochilerosconniños.com/parque-nacional-de-corcovado-con-ninos/

  • Viaje a Tailandia. Ella 3 años, él 7meses:

Solo llevamos una mochila para el bebe ERROR. Ella no quería caminar, se cansaba muy rápido y hacía mucho calor. El resultado, sobre todo en Bangkok, fue cansancio, lloros, rabietas, etc ¡Fueron días realmente agotadores! No sé en qué momento pensamos que una persona de 3 años no pediría brazos, al final ella también fue en mochila.

Visitamos demasiados templos. Siempre recordaré cuando una mañana me dijo “mama no quiero ver mas templos”. Tuvimos que bajar el ritmo, combinar visitas culturales con tardes de piscina y organizar algún plan para ellos, como la visita a los elefantes.

  • Viaje a Cuba. Ella 4 años y él 16 meses:

La experiencia nos ha hecho aprender de nuestros errores y éste viaje resultó más sencillo. Llevamos dos sillas y fue todo genial. Recorrimos La Habana sin conflictos y pudimos callejear todo lo que quisimos. Ella nos decía “Me gusta la Habana pero Bangkok NO!

En la Habana también combinamos visitas culturales con actividades que les entretuviesen, sobre todo a ella, como montar en un coche antiguo para recorrer la Habana Nueva o ir por la tarde a un parque infantil de colchonetas hinchables.

Nuestro gran reto fue el primer viaje, siendo cuatro. Así que en cada viaje nos ajustamos a las necesidades de los pequeños y también a las nuestras. Sabemos que lo importante es llegar a un buen equilibrio para disfrutar toda la familia del viaje.

 

INTENTAD SER FLEXIBLES, RESPETUOSOS Y MUY PACIENTES CON LOS MÁS PEQUEÑOS:

Pienso que si cambias el chip, te relajas y tienes capacidad para ser flexible y adaptarte a los cambios que surgen con niños pequeños, vas a disfrutar mucho mas del viaje. Durante las vacaciones, suele haber momentos en los que todos los miembros de la familia están cansados y es, en ese momento, cuando los peques tienen comportamientos desafiantes o rabietas. Mi consejo en esta situación es ser muy paciente y entender que no saben expresarse de otro modo. A veces es todo un reto.

En estos 5 años viajando con hij@s, me he dado cuenta que muchas veces somos nosotros los responsables de sus explosiones de ira porque les forzamos demasiado y están cansados. Así que siempre intento: entenderles, respetarles, dejarles desahogar y cuando ya están más relajados, hablar con ellos y abrazarles. Viajar juntos nos permite conocernos mejor y saber cuales son los ritmos y límites de cada uno.

 

ACORDAROS DE DISFRUTAR Y JUGAR

Para nosotros viajar en familia y tener la oportunidad de desconectar durante 3 semanas, es lo mejor del año. Son experiencias y momentos que nos unen mucho como familia. Siempre disfrutamos un montón, jugamos mucho con ellos y guardamos muy buen recuerdo de nuestras vacaciones.

                                                                          

 

PARA NOSOTROS ES IMPRESCINDIBLE LLEVAR:

BOTIQUÍN:

Solemos llevar: Tiritas, apiretal, antihistamínico (adultos y niños), fortasec, suero oral y medicamentos para tratar dolencias habituales. Éste verano también llevamos antibióticos, porque el año pasado en Tailandia los necesitamos y en Cuba son difíciles de conseguir.

Para nosotros, llevamos un par de fajas, casi imprescindibles para llevar las mochilas.

ENTRETENIMIENTO:

Siempre llevamos una mochila pequeña con:

  • Pinturas y libreta (es lo que mas utiliza porque le encanta dibujar)
  • Libro
  • Revista de pegatinas
  • Puzzle
  • Playmobils o alguna muñeca
  • Juegos, como un dominó o el tres en raya
  • Algún juguete pequeño para Yago
  • y para mí dos libros 😉

La verdad que no usan mucho ninguno de estos juguetes porque siempre están muy entretenidos con otras cosas 🙂

COMIDA:

Siempre viajamos con comida y en mas de una ocasión nos ha venido genial. Solemos llevar embutido, chocolatinas de muesli, yogures de beber y alguna chuchería (chupa chus, chicles y huevos de chocolate)

PAÑALES:

Dependiendo del destino, puede ser una buena idea llevar pañales en el equipaje. En Cuba por ejemplo, encontrarlos no era fácil y por eso llevamos todos los necesarios apretujados por las mochilas. Esto tiene una cosa buena: te encontrarás un montón de espacio extra para la vuelta, donde poder traer algún recuerdo. 

                                                                                               !!!!FELICES VACACIONES!!!!

 

 

Dejar una opinión